domingo, 11 de marzo de 2012

La mujer, invencón de Dios 2da parte

  
       Continuando con nuestra narración acerca de la mujer en la Biblia tenemos a la siguiente protagónista, su nombre es Lea. Y se encuentra en el libro de Génesis capítulos 29 al 49 en el antiguo testamento. Lea fué una mujer de visión y perseverancia ya que ella no estuvo en la primera elección de Jacob para esposa pero si estuvo en la primera elección de Dios para sus propósitos. Ella en la Biblia se describe como la mujer de los ojos delicados (en el lenguaje original habla de ojos apagados o tristes lo cual podía indicar alguna condición que tuviera de nacimiento) mientras de Raquel habla de hermoso semblante. No hay que decir mucho para entender que esto iba a marcar a Lea con una desventaja sobre su hermana pudo convertirse en complejos y menosprecio. Pero esto no detuvo a Lea en mantenerse firme y obtener la promesa cumpliendo el propósito de Dios fué sepultada con la gente que fué fiel a Dios. Lee la historia de esta mujer que aparantemente no hizo mucho ruido pero llegó y completó la carrera.
   Otra mujer de la que he aprendido mucho es Ruth que se encuentra en el libro que lleva su nombre. Solo quiero destacar la característica de mansedumbre o humildad que demostró con su caminar dándonos una cátedra de ejemplo. La Biblia la describe como moabita y esto representa que no tenía pacto con Dios en otras palabras no pertenecía al pueblo judío el pueblo que tenía las promesas de Dios. Pero Dios tenía planes con ella viniendo mas adelante a incluirla por medio del matrimonio con un hijo de Noemí, mujer que si era israelita, Si miras de cerca la historia podrás notar que Ruth pierde su esposo lo cual a cualquiera le produce un dolor y un vacío que solo pueden entender los que lo han vivido. Pero descubrió que ahí no terminaba su vida que apenas comenzaba pues aprovechó su tiempo al lado de su suegra (la que algunos no aguantan) mujer excepcional que conocía al Dios Eterno y le era fiel.
    Ruth fué mansa sometiendose a la gianza y enseñanza sabia de esta mujer aprendiendo que solo hay un Dios y a El solo adoraremos y serviremos, Ella quedó viuda de su esposo terrenal pero no de Dios que nunca te deja ni te desampara. Ruth decidió seguir a Noemí dejando atrás su pueblo con sus dioses lanzandose aun caminar con Dios en pos de cumplir todo lo El Señor le pidiera. Te exhorto a que leas la historia completa para que veas su final. Final que no es un cuento sino una verdad. Tu mujer que has sido víctima de pérdidas en tu vida y no habías podido superarlas en esta hora ora conmmigo entregando todo ese dolor, frustración y tristeza al Dios de toda consolación. Dios ponga su mano sobre tu vida en esta hora cubriendote con su grande amor expresado en la cruz del calvario atravéz de Jesucristo el testigo fiel. Dios te bendiga y nos encotraremos en la próxima pues esto no ha terminado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada