lunes, 16 de abril de 2012

La mujer, invencón de Dios 3ra parte

      Habiendo pasado el mes de marzo dedicado u ofrecido a la mujer, reconociendo la participación destacada e influyente de ella en nuestra sociedad. Quiero traer otros ejemplos de la participación de esta hermosa creación en la historia registrada en el sagrado libro, la Biblia. Pues el tiempo de reconocerle y de valorizar su participación debe ser siempre. Vamos a tomar atención sobre una mujer de nombre Noemí que vivía en Belén de Judá con su esposo y sus dos hijos. Al acontecer que vino hambre y escases en su tierra se mudarón a Moab buscando nuevas oportunidades o como muchos en nuestro tiempo en la esperanza encontrar un cambio positivo o alivio a la crisis financiera. Puedes leer esta historia en el libro de Rut y conocer los detalles de la historia. Noemí como muchos que se mudan no le fué bien pues fallecierón su esposo y sus dos hijos depués de estos haberse casados con mujeres de Moab. Esta mujer es un vivo ejemplo de perder todo lo que amas, es un ejemplo de sentir que llegaste al final del camino con las manos vacías. Es talvéz pensar que has fracasado en el intento, es el momento más adecuado para estallar en una depresión y comenzar a culpar a todo el mundo sin dejar fuera a Dios porque cuando las cosas no van bien tendemos a responsabilizarlo a El también. Es posiblemente el momento más justificable de sentir que no vales nada, así tampoco tu vida y considerar terminar con ella.                                                                                                          Pero cuando tienes una esperanza mas alta que las de esta tierra basada no en lo que perece sino en lo que permanece entonces siempre hay puertas para abrir y camino que recorrer. Qué te ofrece la vida aquí en esta tierra? Qué te produce esperanza o deseos de vivir ? Familia, trabajo, dinero, poseciones, amistades, fama, reconocimiento ? Todo esto es bueno en justa perspectiva, en equilibrio pero nada de esto puede producirte una total seguridad ni felicidad, Todo esto está sujeto a cambio está limitado a tiempo y espacio. Tiene fecha de expiración porque somos mortales no vivimos para siempre. Pero la esperanza viva sustentada y respaldada por El Dios Eterno no termina con la muerte tampoco está sujeta a cambios no se marchita ni envejece. Por tanto Noemí se levantó moviendose por la esperanza que nuestro Dios le había otorgado trayendo sobre ella un nuevo tiempo, una nueva temporada anunciando que el rudo invierno había terminado y que el desierto de su vida venía a su fín porque Dios cambiaba su lamento en baile. Levantate tú y agarrate de esta esperanza viva que Dios te da atravéz de Jesucristo para que un nuevo tiempo en El comienze.
       Otra gran protagonista en la historia bíblica fue Ester, una joven llevada por Dios a un país extranjero para realizar grandes hazañas a favor del puebo de Dios. Dios no hace excepción de persona en edad, color ni de otra forma para usarla como su instrumento. Joven esforzada que apesar de haber quedado huérfana a temprana edad supo sujetarse a Mardoqueo su primo quien la adoptó. Esta joven por decirlo asi participó en un certamen de jovenes de las mas bellas de todas las 127 provincias (puedes leer esta historia en el libro de Ester) que habían. Aquí podemos ver claramente cuando Dios tiene propósito con alguna persona no importa su procedencia El lo va cumplir. Pero en esta heroína quiero resaltar la obediencia y sujeción que tuvo esta joven a Mardoqueo su mentor que quería lo mejor para ella. Pero Mardoqueo a diferencia de muchos padres después de ella haber sido proclamada reina no buscó riqueza, ni posición, ni reconocimiento sino el bien para toda una nación que iba a ser aniquilada por sus enemigos. Mardoqueo mantuvo la visión correcta para que también la reina Ester no se desviara cuado la crisis se presentara y conseguir cumplir con el plan de Dios. La crisis se presentó con amenazas a la vida de la reina pero esta se apoyó en Dios como había sido enseñada por su mentor trayendo una gran victoria sobre todo el pueblo judío exaltando a Dios. Asi queremos mujeres jovenes obedientes sujetas a sus mentores (padres, pastores,y otros) que mantienen una visión correcta para salvar nuestra nación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada