martes, 20 de diciembre de 2011

Guías para convertir una cadena perpetua en un camino deleítoso 5to

  Espero hayan hechado de menos nuestro compartir pero ya estamos aquí de nuevo con una palabra que sabemos le va a edificar.Hemos estado compartiendo sobre la 1ra carta a los Corintios acerca de guías o consejos poderosos capaces de convertir una relación pesada en una de gozo y disfrute. Nos proponíamos seguir con el verso cinco que dice que el amor no "hace indebido". Es interesante todo lo que abarca esa frase cuando la estudiamos afondo. Habla de que no averguenza, no es grosero, no es injurioso. Mezclamos estas palabras sacando como resultado que el amor es cortés, amable, respetuoso demostrando que así es Dios. El amor no insulta ni tampoco pisotea lastimando y dañando a quien hemos declarado nuestro amor.
            Sigue diciendo este verso "no busca lo suyo", no es egoísta. "Wao !", aquí si que tenemos que bregar como dicen los jovenes. Este punto lo considero como de los más importantes porque Jesús dijo en el libro dd
e Mateo 18:24 " el que quiera venir en pos de mi nieguese asi mismo". Jesús habló de cambiar el "Yo" por nosotros. Dejar de buscar siempre el beneficio y la exposición mi persona. En el egoísmo no hay lugar para dos, Dios nos dió el ejemplo por excelencia nos ha amado tanto que dió a su hijo por nosotros cuando no lo merecíamos y a cambio tiene muchos hijos ahora. El que es egoísta vive con miedo y alguien dirá con miedo de qué. Miedo de perder lo que tiene, de quedarse con nada de tomar riesgo y le fallen. Esto lo podemos ver en (Mateo 25) con el siervo que le dieron un talento para que lo multiplicara en lugar de ponerlo a correr dice que tuvo miedo y lo enterró, dije lo enterró no lo sembró porque si hubiera sembrado hubiera tenido fruto.
            Luego dice " no se irrita, no guarda rencor". Que difícil es no irritarse y no guardar rencor especialmente cuando nos sentimos con el derecho o cuando pensamos que tenemos razón y que la otra persona lo merece. El libro de Santiago capítulo 1:19 que no permitamos que nos irritemos fácilmente, podemos enojarnos porque quien no lo hace, no seríamos humanos. Jesús se enojó pero no pecó. Mira las reglas para poderte enojar: # 1- Que no sea por cualquier cosa ni tampoco amenudo. Si esto sucede necesitas ayuda porque pudiera ser la falta de sanidad interior de sucesos del pasado que causarón heridas y necesitan ser atendidas; # 2 Si te enojas no tardes en recociliarte pues dice la carta de  el apóstol Pablo a los Efesios capítulo 4:26 "" que no dejes caer el sol sobre tu enojo" en otras palabras que lo resuelvas hasta donde te sea posible en el mismo dia: # 3- Cuidate en tus palabras pues en el enojo lo primero que viene es decir cosas que ofenden, si no tienes nada bueno que decir mejor callate; # 4- Perdona aún cuando tu no te sientas responsable pues el perdón es sanador y arma eficáz que desarma al enemigo. Estoy seguro que si consideras estas guías y las pones en práctica van a traer excelentes cambios para bendición en tu vida. Recuerda que esto es solo posible atraéz  del amor de Jesús en tí. Dios te bendiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada